Cómo hacer un curriculum

Nunca tendrás una segunda oportunidad para dar una primera impresión (Anónimo)

Antes de redactar tu currículum vitae tienes que saber a quién lo vas a enviar y cuales son las necesidades de la persona que lo va a recibir. Ten presente que el CV es un reflejo de lo que has sido y de lo que eres; sirve para describir la evolución laboral de una persona, su formación y conocimiento, su experiencia profesional y todos los datos que ayudan a comprender su trayectoria profesional.

Tienes que ser cuidadoso en su elaboración, porque un curriculum es la imagen que se adquiere de ti. Debes intentar seleccionar las informaciones más adecuadas. Para ello, empieza preguntándote si el contenido que deseas incluir en tu CV será imprescindible o relevante para el puesto que ofrecen.

La primera regla en la redacción de tu CV es la adaptación. Es aconsejable que tengas diferentes curriculums que se ajusten a diferentes perfiles ofertados. No se trata de mentir, sino de encontrar la manera más idónea para presentar la información, poniendo de relieve tus puntos fuertes. Tu currículum será comparado con el perfil que se esta buscando, y posteriormente será confrontado con los demás candidatos. Por eso, primero concéntrate en ajustar tu CV a lo que están buscando.

Los que seleccionamos personal recibimos diversos y demasiados CV para un mismo puesto o perfil, lo que significa pasar muchas horas cribando curriculums de manera rápida, de tal forma que se separen los que se ajusten a lo que buscamos. Si no se encuentra fácilmente lo que se busca, o no existe algo que despierte curiosidad, no habrá una segunda lectura y habrás perdido una oportunidad de empleo. Esa es una de las razones por las cuales muchos de los CV se archivan o se van directamente a la papelera.

Por esa razón aprovecha la ocasión para transmitir una buena imagen de ti mismo, adáptate a la candidatura que ofrecen y muéstrate interesante añadiendo un valor que te diferencie de los demás. Ten presente que un buen currículum no garantiza un empleo, pero uno malo ni siquiera te conseguirá una entrevista.

Fuente: http://www.consejo-fisioterapia.com/